Grupo Scout Orion: muchas preguntas sin respuesta

Los que rehuyen contestar preguntas es que o algo ocultan o algo no quieren que se sepa, con lo que en seguida levantan sospechas. Cuando nada tienes que ocultar y nada te importa que se sepa, contestas a las preguntas y duermes mejor porque además de serlo lo pareces. La jefatura del Grupo Scout Orión es uno de esos casos en los que se oculta y no se quiere que se sepa ¿por qué?

Compartir

El Movimiento Socut Católico (MSC), como su propio nombre indica, es parte de la Iglesia Católica española, radicando en él los grupos de scout que intentan aunar el escultismo como modelo de formación y, lógicamente, el catolicismo. Divididos por diócesis, en la de Madrid-Alcalá hay 38 grupos, uno de los cuales es el denominado Grupo Scout Orion; en un tiempo también “católico” en su denominación oficial, bien que desde hace unos meses parece que prefiere no hacer alarde de tal condición.

Orión se formó en 2010 en la parroquia de Ntra. Sra. de la Vega (Peñagrande – Madrid) cuando era su párroco Dn. Ramón López Merino; de los nueve fundadores que tuvo, sin contar a tal sacerdote, sólo permanece en él Carlos López Quiroga, cuyo apelativo scout es “Halcón inquieto” (¿?), quien desde entonces ostenta su jefatura ininterrumpidamente;  los grupos scout lo normal es que cambien de jefe cada tres/cuatro años, menos “Halcón inquieto” que permanece estático; quien ha rehuido todos nuestros reiterados intentos para contactar con él. El nombre de grupo lo justifican por ser la “única constelación que puede guiarnos en los dos hemisferios” (¿?) y por su mítico origen griego (¿?); todo poco católico.

Tras su creación en 2010, el grupo se trasladó de la parroquia citada a la de Montecarmelo, de donde al poco salió tarifando; aterrizó en 2014 en la de las Tablas formado por tan sólo unos 14 niños, parroquia de la que también se fue en medio de una gran polémica en Octubre de 2017; intentó quedarse en la de Fuencarral, sin conseguirlo; en la actualidad no está adscrito a ninguna parroquia. Ni que decir tiene que los grupos scouts católicos deben estarlo y tener designado un consiliario, siendo desde Diciembre de 2017 el de Orión el mismo que participó en su fundación, Dn. Ramón –ahora jubilado, quien también ha rehuido nuestro contacto–, el cual presta al grupo el local de la asociación que fundó y dirige, “La Frontera”, para que tengan un techo que les cobije.

Tan intenso peregrinaje tiene su justificación en una manifiesta falta de base para la fundación del grupo, porque según reza el propio documento fundacional, en 2010 en Peñagrande ya existían dos grupos scouts y la edad mayoritaria de su población superaba los 40 años de edad, por lo que la potencial “clientela” juvenil era más bien escasa; de los motivos para salir de Montecarmelo no tenemos ni idea; de las Tablas se fueron por decisión unilateral la cual ni siquiera comunicaron al párroco, que se enteró por “radio macuto”, hecho que fue duramente criticado en un comunicado público por la propia dirección de la MSC (AQUÍ); bien que se fueron con el beneplácito del párroco y del sacerdote de la parroquia que hacía de consiliario, ambos hartos de que Orión no aportaran nada a la misma (y no nos referimos al vil metal), de que su actitud católica fuera prácticamente inexistente, de que “chuparan” chavales y jóvenes de la misma de la cual se llevaron unos 150, y de que practicaran la “coeducación” de chicos y chicas en las acampadas, dormida juntos en las mismas tiendas incluida; eso sí, tal práctica es uno de los pilares de la MSC con el beneplácito expreso del cardenal Osoro. Nada más salir de las Tablas, a Dn. Ramón, aunque ya jubilado, le designaron consiliario del grupo, sin que hasta el momento Orión haya conseguido adscribirse a ninguna parroquia, sea porque “Halcón inquieto” no tiene muchas ganas de lograrlo, sea porque la fama les precede, sea por ambas razones.

El caso es que, debido a la falta de trasparencia de “Halcón inquieto”, hay muchas preguntas sobre el grupo sin respuesta, por lo que vamos a formularlas en este artículo, rogándole que las conteste si no tiene nada que ocultar:

¿Por qué formó un grupo scout donde no hacía falta? ¿Por qué salieron de Montecarmelo? ¿Y de las Tablas? ¿Tomó él solo la decisión de abandonar las Tablas? ¿Con quién la consultó o debatió? ¿Por qué unilateralmente? ¿Impulsó siempre en el grupo el ideario católico? ¿Programaba la asistencia a Misa de los chavales en las acampadas y/o salidas con Domingos o días de precepto por medio? ¿Se integraron en las parroquias por las que pasaron? ¿Colaboraron con ellas? ¿Contaron con el apoyo del vicario? ¿Tienen los monitores formación católica? ¿Es lo “católico” real o sólo un “gancho”? ¿Ha usado a las parroquias para captar “clientes”? ¿Ha hecho honor a su juramento y cumple con los fines del grupo que son: “potenciar la espiritualidad… formar cristianos, que sigan el Evangelio de Jesús… dimensión misionera de la parroquia… continuidad a la pastoral juvenil… crear un espacio significativo de trabajo en la parroquia”? ¿Dirige y/o es propietario de la Escuela de Tiempo Libre y de Formación de Monitores “La Frontera” en Madrid? ¿Dirige y/o es propietario de la Asociación IMPEESA Educación y Ocio en Azuqueca? ¿Por qué ambas webs y la de Orión están unidas, tienen los mismos datos de contacto y las ha realizado la misma persona, quien además es uno de los integrantes actuales de Orión? ¿Por qué varios de los que colgaron hace un año comentarios laudatorios en ellas son del propio grupo Orión? ¿Para “animar” dichas webs y atraer clientes? ¿Depende todo ello de él? ¿Vive “Halcón inquieto” de lo dicho o tiene otro trabajo? ¿Es compatible con la absoluta voluntariedad que exigen los scouts? ¿Los monitores de Orión salen de esas escuelas? ¿Orión, la escuela “La Frontera” e Impeesa son un chiringuito particular de “Halcón inquieto”? ¿Cómo viene siendo su relación con la MSC? ¿Se somete a sus normas o va por libre? ¿Por qué pertenece a ella? ¿Busca parroquia que le acoja? ¿Por qué no la encuentra? ¿Por qué volver donde empezó, con Dn. Ramón, ya jubilado y en su local? ¿Tiene buena relación con el vicario? ¿Por qué después de enviarnos un encendido y retador correo electrónico a raíz de nuestro artículo de hace un año (AQUÍ) en el que sólo dejábamos constancia de un hecho fehaciente, nos ha rehuido? ¿Por qué no ha querido hablar con nosotros? ¿Es persona conflictiva? ¿Por qué nunca ha habido relevo de jefatura en Orión? ¿Se celebran asambleas libres y democráticas en Orión? ¿Con qué actitud dirige el grupo? ¿Practica los valores de relación humana impulsados por el escultismo y más aún por el catolicismo? ¿Tiene problemas de relación con los demás? ¿Acepta consejos, sugerencias y críticas positivas o negativas? Por último, sólo por curiosidad y porque no hay preguntas indiscretas, sino en todo caso respuestas, y… se supone que estamos entre católicos… ¿Va a Misa los Domingos y fiestas de guardar? ¿Se confiesa regularmente y comulga? ¿Hace oración y penitencia? ¿Está soltero, casado sacramentalmente o vive en pareja?

Mientras llegan, si es que llegan, las respuestas, no vendría mal que el arzobispado de Madrid-Alcalá hiciera directamente a “Halcón inquieto” y a su consiliario –de cuya actividad pastoral en él no sabemos nada–, estas y alguna que otra pregunta más, con el fin de que el Grupo Scout Orión, que ya no dice ser católico, permanezca en la MSC si de verdad sus valores y funcionamiento responden al ideario católico, si no, mejor que salga de su órbita y busque en otros firmamentos su encaje.

Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*